UN DÍA EN GIRONA

Girona_apartamentosbanyoles

Si os alojáis en los apartamentos turísticos de Banyoles Ca l’Espardenyer no podéis dejar de visitar la encantadora ciudad de Girona, a solo 25 kilómetros de distancia.

El Barri Vell de Girona, que engloba 2.000 años de historia, os cautivará desde el primer momento. Se trata del centro histórico de la ciudad y está formado por la Força Vella, fortaleza levantada por los romanos en el siglo I a.C. y que se mantuvo intacta hasta finales del siglo X d.C., y el Ensanche Medieval, configurado entre los siglos XI y XV.

Podéis recorrer sus murallas carolingias, las más extensas de Europa, y disfrutar de las magníficas vistas que ofrecen de la ciudad de Girona y su entorno. Si accedéis a las murallas desde la Torre del Llamp, podréis disfrutar también de la paz que se acostumbra a respirar en los Jardines de los Alemanes. O quizás tendréis la suerte de encontraros con alguna representación histórica de la Guerra del Francés o alguna actuación musical.

Os recomendamos pasear por los bellos callejones laberínticos del Barrio Judío, uno de los mejor conservados de todo el mundo, y descubrir en él algunos de sus magníficos patios y monumentos, como los Baños Árabes. Y, por supuesto, visitar la imponente Catedral de Girona, uno de los símbolos de la ciudad que combina los estilos románico y gótico y que cuenta con la nave gótica más ancha del mundo de casi 23 metros. El monumental conjunto románico formado por Sant Pere de Galligants y la capilla de Sant Nicolau es otro de los muchos atractivos gerundenses.

Para captar el ambiente alegre y relajado de Girona, nada mejor que sentarse en alguna terraza bajo los soportales de la conocida Plaça del Vi o de la Rambla Llibertat, paralela al río Onyar, que podéis cruzar por los míticos Pont de Pedra o el Pont de Ferro de Gustave Eiffel. ¿Os podéis resistir a hacer la típica foto de las casas sobre el río Onyar con sus vivos colores reflejados en el agua?

La arquitectura modernista y novecentista, tan asociada a Barcelona, también está muy presente en Girona. El arquitecto Rafael Masó es el máximo exponente de este cambio en el paisaje urbano de la ciudad a lo largo del siglo XX.

Si todavía tenéis ganas de pasear un poco más, podéis recorrer el extenso Parque de la Devesa o bien adentraros en el Valle de Sant Daniel. Lleno de fuentes de agua y con una densa vegetación, donde destaca el monasterio benedictino del siglo XI, podéis recorrerlo a pie o en bicicleta.

Catedral de Girona_apartamentosbanyoles

Hygge Hearths

En línea

Hygge Hearths

¡Hola! 😃
¿Cómo te podemos ayudar?

04:02